Coger un texto de Cicerón, estudiarlo, dejar volar la imaginación y escribir una novela policiaca ambientada en la dictadura de Sila en la que un carismático investigador ayuda a desentrañar todo tipo de intrigas y corruptelas. Esto es lo que Steven Saylor decidió hacer un buen día de 1991 para presentarnos a Gordiano “El sabueso”, un buscavidas romano con gran habilidad para resolver crímenes y misterios.

Conocerán ustedes la magnífica sensación de encontrar más en un libro de lo que esperabas hallar en un principio, con Sangre Romana me ha ocurrido exactamente eso. Esperaba encontrarme con una novela artificiosa pero entretenida, sin embargo, me he topado con un exhaustivo estudio de la forma de vida en la Antigua Roma, personajes entrañables, píldoras de reflexión, en definitiva, una obra que recomendaría sin miedo tanto a amantes de la novela histórica, como a los locos seguidores del noir que habitamos estas tierras.

Gordiano, el personaje principal, me recuerda al mítico teniente Colombo, un investigador perseverante hasta el extremo, algo andrajoso, de esos que perciben el orden viviendo en el caos. Desde la primera obra ya te ofrece señales de personaje longevo, con mucho por exprimir.

Steven Saylor estudió historia en la Universidad de Texas en Austin, es decir, tiene formación suficiente para dotar de veracidad y contextualización lo que, al final, es una obra de ficción. Esta formación le permitió rescatar el Pro Sexto Roscio Amerino y tomarlo como base de su historia.

Dicho texto trata sobre la defensa que realizó Marco Tulio Cicerón de la inocencia de Sexto Roscio (hijo) en la muerte de su padre Sexto Roscio (padre). Esta familia proveniente de Ameria (actual Amelia, en Terni) disfrutaban de una situación económica excepcional, pero la relación entre ellos nos ofrecía el mismo lustre. Esta y otras circunstancias llevaron a la justicia romana a acusar al vástago de parricidio cuando Sexto Roscio (padre) fue hallado muerto. En los meses posteriores a este suceso es donde Saylor decidió dar entrada a sus personajes y a su interpretación (novelada) de la verdad que ocultaban las palabras de Ciceron en el discurso ofrecido desde la columna rostral.

El elenco de personajes históricos que aparecen entre las páginas de esta primera entrega de la serie Roma sub rosa (“bajo la rosa”, expresión que significa que algo es confidencial) es otro de los grandes alicientes que he encontrado. Supongo que, como orgulloso estudiante de humanidades, fantasear con tener una conversación con Cicerón o Sila es casi imperativo, pero aparecen otros muchos personajes que, si bien no son tan célebres, aportan una atmósfera muy alejada de la impostura propia de las superproducciones de Hollywood, y te animan a hurgar entre los libros de historia para conocerlos mejor.

Mención especial merece la descripción del mapa de la Roma de aquellos años, en la edición que yo he leído se incluyen tres ilustraciones para facilitar la situación de los acontecimientos, merece la pena consultarlos de vez en cuando. Para los que hayan tenido la suerte de visitar la Ciudad Eterna será un doble placer: por una parte, tendrán la oportunidad de recordar un viaje del que pocos guardan malos recuerdos; por otra, podrá comprobar como muchas zonas mantienen actualmente una disposición muy similar a la que encontraríamos hace más de 2000 años.

Hace pocas semanas os dejé en el blog la reseña de Nudos y cruces de Ian Rankin, en esa ocasión mis altas expectativas me llevaron a la decepción, con Sangre Romana ha ocurrido lo diametralmente opuesto, no esperaba nada y me he cruzado con una de la sorpresas literarias más agradables del año. Steven Saylor realiza un trabajo excepcional, consigue conjugar el misterio y el ritmo de la novela policiaca, con un contexto histórico muy atrayente y tratado con bastante rigor.

En definitiva, desde Páginas Negras recomiendo que, si os sentís atraídos por el mundo clásico, os acerquéis a conocer a mi amigo Gordiano “El Sabueso”.

Negros saludos para todos.

Javier Sepúlveda Rubio.

Sinopsis: Abogado primerizo y aspirante a filósofo, Marco Tulio Cicerón se enfrenta a uno de sus primeros casos forenses: la defensa de Sexto Roscio, acusado de matar a su padre. Cicerón acude a Giordiano el Sabueso, un investigador privado que lo ha visto todo en la vida, pero que aún cree en ciertos principios éticos (Lecturalia).

Ficha técnica:  

• Título: Sangre Romana.
• Autor: Steven Saylor.
• Traductor: Damian Alou.
• Sello: Planeta.
• Fecha publicación: 1991.
• Idioma: Español.
• Colección: Roma sub rosa.
• Páginas: 480.
• ISBN: 9788408067474.

Anuncios